miércoles, 18 de abril de 2018

El caso Demichellis, de Francisco Marín






















Datos técnicos:


Título: El caso Demichellis
Autor: Francisco Marín
Editorial: Autoeditado Amazon (enlace)
1ª edición: 09/2016
ASIN: B074DZGHP3
Idioma: Español
Formato: Ebook
Nº páginas: 225
Precio: Ebook: 1,09€
             Tapa blanda: 18, o5€

Sinopsis:

Eduardo Ribas es juzgado y condenado por el homicidio de una enfermera (Ana López Demichellis). Ni Raúl Ballesteros, un prestigioso abogado políticamente incorrecto, ni la hermana de la víctima (Raquel), una bella y sensual joven, están convencidos de la culpabilidad del hombre que acaba de ser condenado. Ambos deciden contratar a un extravagante detective pero dotado de grandes facultades deducivas para intentar esclarecer los hechos.

Una vez iniciada las investigaciones, la primera circunstancia que llama la atención del detective (Álex Zarco) es el hecho de que el último paciente de Ana, enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos, fue un hombre tiroteado.

Dos crímenes violentos en una isla tranquila como Ibiza en invierno parecen demasiada coincidencia. ¿Tendrán alguna relación o será pura casualidad?



Opinión Personal:



Me gustan las novelas, películas o series de corte judicial. Vi que El caso Demichellis tenía una sinopsis atractiva, y las opiniones que se vertían en ella, tanto en Amazon como en las redes sociales, eran otro aliciente más para afrontar su lectura; porque incluso algunas de ellas decían que iba camino de convertirse en un bestseller. El lector que decida darle una oportunidad, seguro que no dudará en recomendarla; por eso, hoy comento en mi blog las impresiones que me causaron su lectura, con un resultado final totalmente satisfactorio. En este sentido, se agradece que los autores nos ofrezcan localizaciones muy distintas a las habituales en géneros como el thriller o novela negra; pero es que si sabe aprovechar los espacios por los que habitualmente se mueve, y que se pueden adaptar perfectamente a los cánones de ambos géneros, el lector se quedará sorprendido con el resultado final: Francisco Marín consigue la atmósfera adecuada para que las localizaciones elegidas para la trama de la novela causen en el lector la impresión de que tiene ante sí una ciudad totalmente distinta de la que conoce, porque verá que se aleja de los clichés propios de esta isla balear, y aunque lleve a los personajes por los rincones habituales de ocio, dudará incluso de si realmente el autor le están hablando de esos lugares que tanto frecuentan los turistas.
(Panorámica de Ibiza)
El caso Demichellis es una novela que va de menos a más, tanto en el ritmo de lectura como en la sucesión de episodios que la conforman, incrementándose en el último tramo de la misma, en donde el lector se encontrará con una serie de situaciones y giros que acapararán su atención. El autor sabe manejar los momentos de intriga y provocar en el lector las situaciones de máxima tensión narrativa, para que esté más pendiente de lo que sucede en la investigación llevada a cabo. Incluso verá cómo en algún momento Francisco Marín juega con el lector a la hora de adivinar quién o quiénes están detrás de ese crimen cometido y de los episodios posteriores que tienen lugar, al ofrecerle algunas pistas falsas. En el último tramo de la novela, la lectura se me hizo muy adictiva; apenas tuve momentos para relajarme porque, cuando menos me lo esperaba, aparecía una nueva sorpresa que redoblaba mi interés por lo que sucedía. Sin duda alguna, y en mi modesta opinión, el autor consiguió un final muy bien cerrado, en donde amarró a conciencia todas las subtramas que había abierto a lo largo del desarrollo de los capítulos.

El caso Demichellis es un thriller con rasgos de novela negra porque, a parte de la investigación que se llevará a cabo para descubrir quién o quiénes estaban detrás del asesinato de la enfermera Ana López Demichellis, Francisco Marín enriquece la novela con varias subtramas con las que realiza una clara crítica social, aprovechando las diversas situaciones que viven los personajes que más relevancia tienen en el desarrollo de la misma. El funcionamiento del sistema judicial en nuestro país se lleva la palma, incidiendo sobre todo en la institución del Tribunal del Jurado, cuya competencia se extiende al juicio de homicidio en grado de consumación. Esta será la base de la que parte la novela porque, como adelanta la sinopsis: ni Raúl Ballesteros, ni Raquel, hermana de la víctima, están convencidos de la culpabilidad de Eduardo Ribas, el hombre que acaba de ser condenado por el homicidio de la enfermera Ana López Demichellis. El lector comprobará cómo el autor toca en la novela otro problema que, por desgracia, está muy presentes en nuestro día a día, y los medios de comunicación hacen eco de ello, como la violencia de género: el abogado criminalista, al que ya mencioné, actuará como defensor, al prestar servicio en el turno de oficio en un caso de violencia machista, en el que tiene que asistir a un ciudadano alemán, acusado de causar malos tratos a su pareja. El lector también asistirá a situaciones de rasgos intimistas, sobre todo en la persona del ya mentado Raúl Ballesteros, pues será testigo de la relación que mantiene con su hija adolescente, que tiene que convivir con unos padres divorciados, y cuya relación provocará que la tensión narrativa esté muy presente en esos episodios.
(Hospital Can Misses,Ibiza)
Francisco Marín ofrece al lector, en su ópera prima, un ramillete de personajes que forman un universo atractivo, alguno de ellos incluso por su carácter un tanto extravagante. Si bien es el receloso y prestigioso abogado, políticamente incorrecto, Raúl Ballesteros quien aparece en escena en primer lugar, a medida que pasan los capítulos nos encontraremos con otros dos personajes, Alex Zarco y Raquel López que, junto con el ya mencionado abogado, forman un trío atractivo, y dan mucho juego a la novela, por las características de cada uno de ellos, tan distintos entre sí pero que, sin embargo, terminarán formando un equipo compacto, convencidos de la inocencia del condenado por los hechos de los que es acusado en el juicio del que tendremos conocimiento en el primer capítulo de la novela. Francisco Marín perfila unos personajes bien construidos, creíbles y muy cercanos, con quienes el lector empatizará en mayor o menor medida a lo largo de los 42 capítulos en los que se estructura la novela; incluso diría que casi todos ellos se salen de los criterios propios de los personajes que nos encontramos en las novelas del género. Alex Zarco fue el personaje que más me atrajo, por los rasgos que lo caracterizan. Aunque en un principio me causaba la misma impresión que al abogado que lo contrata por insistencia de su clienta, porque comprobará directamente las dudas que sobre él tiene Raúl Ballesteros. Quizás sea el detective privado el personaje que más evolucione a lo largo del desarrollo de la trama: con el paso de los capítulos verá que tiene ante sí ante a un personaje que está muy perdido en las decisiones que toma para que las investigaciones que lleva a cabo den el resultado deseado; pero el lector comprobará cómo persevera para conseguir su objetivo, utilizando incluso métodos poco legales si fuese necesario, a sabiendas de que puede terminar sancionado y desprovisto de su licencia como detective. No me olvido de Ferrando, sargento del cuartel de la Guardia Civil de Santa Eulalia, que también acaparará la atención del lector, tanto por su carácter, como por su relación con el abogado y el detective privado, al ver cómo insisten en seguir con la investigación del asesinato de la enfermera, pese a que en el juicio ya celebrado se culpó al reo mencionado en la sinopsis; y tampoco de otro personaje excéntrico, el pintor Paco Marín, que tiene una estrecha amistad con Raúl Ballesteros, aunque también tendrán sus más y sus menos.

El caso Demichellis es la ópera prima del escritor cántabro Francisco Marín. El escritor cántabro, afincado en Ibiza, ofrece una trama bien hilvanada y escrita, bien documentada, en la que el autor demuestra que conoce la temática que aborda la novela. El lector comprobará cómo le despistará en más de una ocasión a la hora de averiguar quién está detrás del asesinato de Ana López Demichellis. El autor utiliza un lenguaje sencillo, y un ritmo de lectura fluido y ameno, con las necesarias dosis de intriga y tensión narrativa para absorber la atención del lector. Ofrece al lector una novela entretenida, que va de menos a más, encontrándose con un tramo final en el que figuran unos giros que sorprenderán al lector, y que mantendrá el interés hasta la última página.



Biografía:



Francisco Marín nace en Castro-Úrdiales (Cantabria), en 1962. A los nueve años se traslada con su familia a vivir a Benidorm (Alicante), donde transcurrirá toda su juventud. Posteriormente residirá en Valencia, Bellvís (Lleida), San Sebastián y finalmente se afincará en Ibiza, donde vive en la actualidad. Es licenciado en Derecho por la UNED. Estudió tres cursos de Filosofía en la Universidad de Valencia, pero no acabó la carrera. Durante algunos años trabajó como recepcionista de hotel y camarero. Desde 1992 es funcionario de la Administración de Justicia. El caso Demichellis es su primera novela publicada.

Nota: Datos técnicos y sinopsis, tomados de Amazon. Fotografía de Francisco Marín, tomada de la web del Diario de Ibiza. Biografía del autor, de la web de la editorial Atlantis. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de google imágenes. 






lunes, 16 de abril de 2018

Mayo: mes de la metalitetura








Laky,  administradora del blog Libros que hay que leer, nos invita a unirnos en el mes temático que organiza para el próximo mes de mayo, dedicado a la metaliteratura: el mes de los libros que hablan de libros, escritores, lectores, ...

Como siempre ocurre con estos meses temáticos, se trata de leer y reseñar uno o más libros encuadrados en el género, desde el 1 al 31 de mayo. 

Publicaremos una entrada anunciando nuestra participación en este mes temático, y lo enlazamos a la entrada publicada por ella en su blog. 



Laky nos invita a participar también en el sorteo de tres ejemplares del nuevo libro de David Zaplana y Ana Ballabriga, (ganadores del premio indie de Amazon 2016), La paradoja del bibliotecario ciego.

Sinopsis: 

Confianza y engaño, fidelidad y traición, amor y abuso.
¿Qué hacer cuando tus peores miedos, tus más siniestras pesadillas, tus recuerdos más amargos se agazapan junto a ti, tras la puerta contigua, o duermen a tu lado, en tu misma cama?
Poco imaginaba Camilo, escritor de novela negra de gran éxito aunque de escasa altura literaria, que el hallazgo de una llave escondida dentro de una pistola que perteneció a su padre iba a desatar una serie de acontecimientos que revelarían secretos de sus seres más cercanos y de sí mismo. Poco a poco, los miembros de su familia se adentran en un laberinto infernal del que no saben escapar... acaso porque no existe salida.
En esta novela negra, coral y no exenta de crítica social, los personajes se ven envueltos en una espiral imparable de violencia en la que cada uno se muestra como víctima y verdugo, donde el claroscuro del alma humana aflora con todo su esplendor y muestra también su faceta más oscura.

El plazo para inscribirse en el sorteo finaliza el próximo sábado día 21 de abril, a primera hora de la mañana. El domingo se conocerán los tres ganadores de este sorteo. 

En este enlace se pueden leer tanto las bases para participar en el mes temático, como en el sorteo.



viernes, 13 de abril de 2018

El futuro tiene tu nombre, de Brenna Watson























Datos técnicos:


Título: El futuro tiene tu nombre
Autora: Brenna Watson
Editorial: Vergara (B de Books)
1ª edición: septiembre/2017
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-15420-72-9
Nº pág.: 320


Sinopsis:


Cuando el barón Hamilton fallece de forma inesperada, su viuda, la joven Marian Fillmore, cree que por fin se verá libre de un esposo abusivo y maltratador. Sin embargo, las condiciones que establece en su testamento la obligan a permanecer atada a un lugar al que odia y a su cuñada, tan cruel y déspota como su hermano.
La llegada del hijo del barón, procedente de América, será la única luz de esperanza en el porvenir de Marian. Solo él será capaz de cambiar su destino y el de las personas a las que ama, aunque el precio a pagar será demasiado alto.


Opinión Personal:


Me gusta leer una buena novela romántica, ya sea con un claro trasfondo histórico, o contemporáneas; pero siempre afronto su lectura con el convencimiento de que, a parte del entretenimiento que espero me ofrezca el autor de turno, también me haga disfrutar de una trama solvente y atractiva. Este es el caso de la novela que hoy reseño, El futuro tiene tu nombre, publicado bajo el pseudónimo de Brenna Watson, que sin duda alguna recomiendo a quienes frecuenten este género literario.   
En El futuro tiene tu nombre, la autora nos ofrece una historia que a muchos lectores les recordará a las novelas ambientadas en la época victoriana, en las que nos encontramos con dos personajes entre los que va surgiendo una atracción a lo largo del desarrollo de la trama. En este sentido, sobre todo después de la información que me facilitaba el narrador omnisciente sobre ambos a lo largo de los capítulos, me venía a la memoria la novela de Jane Austen Orgullo y Prejuicio, así como elementos propios   de las novelas de Dickens, sobre todo en lo que concierne a uno de los personajes secundarios, hermano de la protagonista. Aunque, como siempre digo en estos casos, estos comentarios que hago son apreciaciones mías. 
(Londres, 1820)
Dereck Hamilton llevaba unos meses en Londres para solucionar unos asuntos relacionados con sus negocios, y para acompañar a su primo Lionel Wates, conde de Bigdeport, que se iba a comprometer en matrimonio en unas semanas. Pero la estancia de Derek en Londres tendrá que alargarse, al recibir la noticia de que su padre, el barón de Hartford, ha sufrido un accidente, y se teme por su vida. Este hecho hace que conozca a lady Marian Hamilton, la actual esposa del barón. Con el paso de los capítulos se afianzará la atracción que sienten los dos protagonistas, y cómo esta se va convirtiendo, de una forma muy natural, en un romance que, al momento de conocerse, levantará murmullos entre los miembros de la sociedad británica de principios del siglo XIX, en cuyos estamentos más altos este tipo de relación no está muy bien visto. Y es que los propios protagonistas se preguntarán en más de una ocasión si es lícito este romance entre dos personas vinculadas al barón de Gartford, uno como hijo suyo que es, y ella como esposa del mismo; de hecho, el lector comprobará cómo Marian dudará en continuar con esa relación, al ver la polvareda que está levantando su relación con Derek, aunque él también se hará la misma pregunta, al ser Marian su madrastra, pese a que su padre ya había fallecido.
Una vez leída la novela, lo que más me gustó de El futuro tiene su nombre es la magnífica ambientación de la época en la que se desarrolla la historia que nos va contando el narrador omnisciente, a lo largo de los 17 capítulos de corta extensión, más un epílogo, en que está estructurada. El lector se sentirá realmente transportado al año 1920, en el que tienen lugar los hechos que se relatan. Brenna Watson ofrece al lector unas atractivas estampas a través de las que disfrutará de las escenas costumbristas que nos ofrece, ya sea en el interior de las mansiones en las que residen los personajes, ya de los paisajes que nos describe el narrador, con un mayor predominio de las escenas que tienen lugar en los interiores de las mismas. A lo que hay que añadir el retrato que nos ofrece la autora sobre los personajes, perfectamente mimetizados con la ambientación antes descrita.
(Birmingham, 1820)
La autora construye unos personajes con mucha fuerza, tanto los dos principales como los secundarios, más bien estereotipados, pero que sirven para que a través de ellos el lector pueda hacerse una clara idea de cómo era la vida de la alta sociedad de la época. Marian y Derek son los personajes que mejor perfilados están, porque a lo largo de los capítulos conoceremos retazos de su pasado, y el lector comprenderá en un momento de la trama el porqué de la reticencia que tenía el protagonista a la hora de contraer matrimonio. Derek es un personaje con carácter, pero también muy humano, que no duda en acudir a la fuerza si tiene que hacer uso de ella para solucionar los problemas que se le presentan. Marian es una mujer que tiene un pasado difícil; el lector conocerá cómo llegó a contraer matrimonio con el barón, que era mucho mayor que ella, y los malos tratos a los que era sometida. Entre los secundarios, destacaría la figura de lady Charlotte Bridgeport, tía de Derek; o sus primos, Lionel y Thomas, sin olvidarme de la figura del padre de Marian, Trevor Fillmore, su padre, que aparecerá en escena en alguna ocasión, lo que provocará que se incremente la tensión narrativa, sin olvidarme de Lady Hamilton, hermana del barón, de carácter avinagrado y que buscará por todos los medios amargar la existencia a la actual mujer de su hermano. No me olvido de dos personajillos que levantarán al lector más de una sonrisa, Richard y Michael.
El futuro tiene tu nombre es una novela de poco más de 300 páginas, bien escrita y de una lectura fluida, con un claro equilibrio entre narración y diálogo, en la que el lector no se encontrará con grandes giros pero sí con alguna sorpresa que servirá incentivo para interesarse por cómo se desarrollarán los acontecimientos a partir de ese momento. Brenna Watson describe con sensibilidad las escenas más pasionales de la novela, atrae la atención del lector con la tensión narrativa que ofrece en los momentos más álgidos de la trama, y ofrece al lector un magnífico retrato de la sociedad de la época; a la par que nos invita a reflexionar sobre el trato que recibía la mujer en aquel entonces, sobre todo en lo que se refiere a los malos tratos, y cómo estaba sujeta a los dictados de la sociedad, porque no podía tomar decisión alguna por sí misma, sino que tenía que ser el padre o el marido quienes tomaran las decisiones que les afectaban.

Biografía:

Brenna Watson, licenciada en Historia y con estudios de Filología y Derecho, ha pasado los últimos quince años leyendo y corrigiendo novelas de otros autores, hasta que decidió sentarse frente al ordenador y escribir su propia historia.
Ha publicado pequeños ensayos sobre materias diversas, además de reseñas y entrevistas, en varios medios. Es una gran aficionada a la lectura y a las series de televisión estadounidenses, y le encanta comprarse zapatos. Vive en un rancho en las montañas junto a su marido, sus dos perros y tres gatos.
Nota: Datos técnicos, sinopsis, biografía y fotografía de la autora, tomados de la web de Megustaleer. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de Google imágenes. 








miércoles, 11 de abril de 2018

Novedad editorial: El jardín de las flores negras, de Ana Rosenrot






















El próximo 23 de abril sale a la venta en las principales librerías de toda España, la nueva novela de la escritora madrileña Ana Rosenrot, El jardín de las flores, un thriller cargado de secretos, y tan adictivo que mantendrá al lector enganchado desde la primera hasta la última página, descubriendo un final totalmente sorprendente

Sinopsis

Nadie sabe de lo que somos capaces, hasta que algo o alguien despierta al monstruo que llevamos dentro.

Oviedo, 1948. Durante los duros años de la posguerra, en una ciudad que como el resto del país intenta recomponerse, el padre Arteaga, un joven sacerdote con graves conflictos personales, pero con un brillante futuro por delante, intentará huir de las intrigas políticas y eclesiásticas que se ciernen sobre él, pero no podrá escapar de los enredos de la sensual señorita Peláez, ni de los misterios que le rodean, como los que oculta la discreta y reservada maestra en esa llave de la que nunca se separa. Pero sobre todo se sentirá atraído por los extraños habitantes de la casona de los Osorio: el desfigurado Bastián al que su padre, don Pelayo, mantiene encerrado como si fuera parte de su colección de mariposas, o la inquietante Llara con su belleza sobrenatural.

Decidido a descubrir la verdad sobre la familia de don Pelayo, el padre Arteaga se verá atrapado en un laberinto de mentiras, miedos y oscuros secretos que desvelarán una historia sórdida, oscura y siniestra, como una inquietante flor negra en medio de un jardín.

El jardín de las flores es un thriller ambientado en Oviedo durante los duros años de la posguerra, con las heridas aún muy recientes y los sentimientos a flor de piel mostrando lo mejor y lo peor de los personajes

Ana Rosenrot sorprende al lector con una novela cargada de misterio e intriga, con unos personajes marcados por su pasado y sus fantasmas personales. 

Datos técnicos

Título: El jardín de las flores negras
Autora: Ana Rosenrot
Editorial: CIMS
1ª edición: 23/4/2018
ISBN: 9788484112266
Idioma: Español
Encuadernación: tapa blanda con solapas
Nº pág.: 384

Biografía

Ana Rosenrot nació en Madrid en 1971. Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid aunque desde muy joven se orientó hacia la literatura.
Su primera novela Aeternum, primera parte de Trilogía Aeternum, fue publicada en 2012, dando inicio a una prolífica producción literaria, con la publicación, hasta el momento, de A DivinisAb Initio, La hija del sepultureroSecretos en Venecia (enlace reseña), Las hadas sin corazón y El jardín de las flores negras.
Sus novelas, con una prosa clara y vibrante, se caracterizan por crear una atmósfera inquietante y misteriosa en la que se desarrollan sus historias llenas de fuerza y pasión, de intrigas y secretos, tejiendo argumentos cuyos finales son siempre sorprendentes. 

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía facilitados por la editorial CIMS a través de newletter. 

lunes, 9 de abril de 2018

La solterona, de Edith Wharton






















Título: La solterona
Título original: The Old Maid
Autora: Edith Wharton
Traductora: Lola González-Cotta
Editorial: Impedimenta
1ª edición: junio de 2013
Encuadernación: rústica con solapas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-1578-73-4
Nº pág.: 144



Sinopsis:


En 1850 la alta burguesía neoyorquina disfruta de una desentendida prosperidad. Delia, reina del endogámico clan de los Ralston, ultima los destalles de su vestuario para brillar en el acontecimiento social del año: el enlace de su prima Charlotte Lovell con Joe Ralston, que además sellará una alianza entre las dos familias hegemónicas de Nueva York. Cuando nada parece poder desbartar tan idílico porvenir, una desquiciada Charlotte irrumpe en casa de Delia para desvelarle un secreto que alterará para siempre la placidez de sus vidas y que, de saberse, tumbaría los códigos éticos de los que ambas se han venido nutriendo. Los destinos de Charlotte y Delia quedan trágicamente atados bajo la inviolabilidad del secreto que comparten, consolidándose entre ambas una tormentosa relación en la que convergerán los celos, la compasión, el amor filial y la suspicacia.



Opinión Personal:



Edith Wharton era una de las autoras a las que catalogamos como clásicas, de quien todavía no había leído ninguna de sus novelas. Tras la lectura de La solterona, la escritora neoyorquina me conquistó con su impecable narrativa. Por eso quiero dar a conocer mis impresiones sobre esta novela corta, que sin duda alguna recomiendo.
(Gramercy Park-Nueva York-edif. 1850)
Como La solterona tiene una extensión de 128 páginas, más un interesante postfacio, en el que la traductora ofrece al lector su visión sobre la novela y la película basada en el título homónimo, a la hora de contar las impresiones que causaron en mí su lectura, es mejor no adelantar nada de lo que sucede a lo largo de los once capítulos en los que está estructurada, agrupados en dos partes, y relatados por un narrador omnisciente. En mi modesta opinión, entiendo que con la sinopsis que ofrece la editorial es suficiente para que el lector se interese por el desarrollo de la trama y que acostumbre a leer este tipo de novelas, ya que la la temática principal que trata la novela, reflejada en el título, la resuelve la autora de una forma magistral. Pese a que es un tema un tanto desfasado en nuestros días, el lector estará de acuerdo en que Edith Wharton adoptó la postura que se tendría hoy día a la hora de afrontarlo, haciendo que el problema que se les presenta a las dos protagonistas indiscutibles, se le busque una solución de puertas adentro, una vez que Charlotte Lovell descubrió a su prima Delia Ralston el secreto que tan celosamente guardaba, porque era inminente su enlace con Joe Ralston. Un secreto que cambiará la relación entre ambas, como lo podrá comprobar el lector a medida que avanzan los capítulos. De esta forma, los personajes también podrán manifestar sus pasiones, sentimientos y emociones, lo que no estaba muy bien visto que se mostraran en público ante los miembros de la alta sociedad neoyorquina de la época.
.
En la biografía de la autora, se dice que Edith Wharton era una gran amiga de Henry James, y asidua lectora de sus publicaciones, y también se hace referencia a que fue diseñadora. Mientras me deleitaba con su lectura, me acordaba precisamente de una de las novelas que leí del mencionado escritor neoyorquino, Los papeles de Aspern. Y es que, al igual que en la novela de Henry James, la psicología de los personajes tiene un gran peso en la trama, en la que el lector comprobará cómo los gestos, las miradas o las reflexiones ayudan a comprender mejor a las dos personajes principales que acaparan nuestra atención. Si el lector leyó la novela mencionada, comprobará también que son muy pocos los personajes que desfilaban ante nosotros, pues son dos los personajes que llevan el peso de la trama, y el resto de los que aparecen en escena lo hacen de una forma muy esporádica; aunque alguno de ellos, como el doctor Lanskell, que influirá en las decisiones que adopte Delia Ralston; Clement Spender, de quien el lector tendrá cumplida información por las dos protagonistas de la novela; o Jim Ralston, su marido. Su faceta de diseñadora la podrá comprobar el lector a lo largo de los diversos episodios, porque se podrá imaginarse perfectamente los ropajes que visten los personajes, al igual que podrá hacerse a la idea de cómo son los elementos que decoran la casa en la que viven; son unas descripciones detallistas pero no recargadas, con las que el lector logrará imaginarse perfectamente cada uno de esos elementos que nos irá mostrando el narrador a lo largo de los capítulos.
(Union Square-Nueva York, 1850)
La solterona es una novela en la que el lector disfrutará de unos magníficos cuadros costumbristas, en los que Edith Wharton muestra estampas de la sociedad de la época, pese a que, sin embargo, la gran mayoría de las escenas se desarrollan en espacios cerrados. A través de los relatos de los personajes tendremos una clara idea de cómo era la vida de quienes formaban parte de la alta sociedad neoyorquina de aquel entonces. Sin duda alguna, el lector que acostumbre a leer novelas ambientadas en la época victoriana, verá en La solterona un ciertas similitudes con estas, porque les serán familiares los eventos sociales que se mencionan a lo largo de los episodios, así como el día a día de quienes viven en Gramercy Park, la zona de Nueva York en la que residían los personajes principales de esta novela. Sin duda alguna, Edith Warthon consigue trasladar al lector a la época en la que se desarrolla la trama y conseguir el efecto de que se sienta un personaje más de la novela, porque el desarrollo de los episodios hacen que se implique en lo que sucede en cada uno de ellos.

Junto con la magnífica ambientación, el lector disfrutará de unos personajes construidos con maestría por Edith Wharton. Delia Ralston y Charlotte Lovell son unos personajes carismáticos, muy vivos, en los que la escritora neoyorquina refleja perfectamente el conocimiento que tiene sobre el papel que la mujer de aquella época desempeñaba en la sociedad. El lector comprobará la evolución que se va produciendo en ambas a lo largo de los capítulos, y cómo su antagonismo se hará cada vez más palpable, por lo que la tensión narrativa provocará que entre ellas se produzcan verdaderas descargas eléctricas. No tienen desperdicio alguno los diálogos cruzados entre ambas, en los que cada una de ellas defendía a capa y espada sus intereses, en cuyo centro se encontraba el tercer personaje que será la causa de esas disputas verbales: Tina Lovell, quien tendrá una presencia más pasiva que activa, porque aparecerá en escena en escena en contadas ocasiones.

La solterona muestra la destreza narrativa de Edith Wharton, y cómo el hecho de formar parte de la alta sociedad neoyorquina sirve para que ofrezca al lector una visión certera de la época, con unan gran carga de crítica social al estamento al que pertenecía la autora, convirtiéndose sus novelas prácticamente en una crónica social del momento, cargada de ironía, y en la que aprovecha las situaciones que aborda para criticar a esa sociedad a la que pertenecía. Es una novela corta que se lee con deleite, cuya magnífica traducción ayuda a disfrutar de la trama.



Biografía:



Edith Wharton nació en Nueva York en 1862. Su nombre de soltera era Edith Newbold Jones. Su familia era de clase alta, comparable a la aristocracia europea, y consecuentemente recibió una esmerada educación privada.

Antes de cumplir los cinco años viajó por primera vez con sus padres a Europa. En 1885, cuando tenía ventitrés años, Edith se casó con Edgard (Teddy) Robbins Wharton, doce años mayor que ella. Se divorciaron en 1913 a causa de las repetidas y públicas infidelidades de su marido, que afectaron mental y físicamente a la escritora y que motivaron que tuviera que ser ingresada en una casa de reposo. A partir de su matrimonio también pasaría parte de cada año en Europa: en Italia primero y en París después, donde se estableció en 1907, en un apartamento en la rue de Varennes primero donde vivirá rodeada de princesas y duquesas, novelistas, historiadores y pintores, hasta su muerte. Durante un tiempo mantuvo un sonado idilio con el periodista estadounidense William Morton Fullesrton. Éste era bisexual y alternaba a la escritora con Lord Ronald Coger, Rajá de Sarawak. Ella misma, también bisexual, mantuvo una larga relación con la cantante de ópera Camilla Chabbert, y relaciones esporádicas con la poeta y guionista Mercedes Acosta. Su primera novela, El valle de la decisión, se publicó en 1902: un romance histórico que transcurre en la Italia del siglo XVIII. El año siguiente publicaría Santuario (Impedimenta, 2007), y en 1905 vería la luz su primera gran novela, La casa de la alegría. En 1907 se estableció definitivamente en Francia, donde se convirtió en discípula y amiga de Henry James. De esta época destaca su novela corta Ethan Frome, una trágica historia de amor entre persdonas corrientes ambientada en Nueva Inglaterra, que se publicó en 1911. Su obra más conocida es La edad de la inocencia, publicada en 1920 y ganadora del premio Pulitzer en 1921.

Edith Wharton está considerada la más genial novelista americana de su generación, admirada por intelectuales de la talla de Henry James, Francis Scottg Fitzgerald, Jean Cocteau y Ernest Hemingway. Falleció el 11 de agosto de 1937 en la localidad de San-Brice-sous-Forêt, cerca de Paris. Está enterrada en el Cementerio de Gonards en Versdalles.

Nota: datos técnicos, sinopsis, biografía de la autora, y fotografía de Edith Wharton, tomados de la web de Impedimenta. Lámina de Union Square y fotografía de Gramercy Park, tomadas de Wikimedia. 





miércoles, 4 de abril de 2018

Libros leídos y reseñados en...marzo/2018












Toca hacer balance de los libros leídos y reseñados en el ya finalizado mes de marzo. Han sido un total de seis libros leídos y cinco reseñados

Los leídos:






Los reseñados: 

El hombre que ya no soy, de Salvador Navarro. 


- El legado de Jimena, de Nieves Noguera Ojados. 

-La palma del indiano, de Santiago Blasco.

-La dama de las cavernas no tiene jardín, de Teresa Hernández.  

Y, como curiosidad, después de una larguísima temporada de sequía, me tocó un ejemplar de la novela Primavera Cruel, de Luis Roso, en uno de los sorteos que Mª Ángeles organizó en su blog, para celebrar el tercer aniversario del mismo

Evolución de los retos literarios en los que participo

-Reto Autores de la A a la Z (año 2018): 8/24 (oblig.): 33%

-Reto Nos gustan los clásicos: 2/7: 29%

-Reto literario 50 libros: 13/50: 26%

-Reto Serendipia recomienda: (1/3) 33%

-Reto 25 españoles: (10/25): 40%

-Reto Genérico (13/30): 33%






martes, 3 de abril de 2018

Novedad editorial: Visibilidad Cero, de Fernando de Cea





















El pasado 1 de marzo se publicó la nueva novela del escritor madrileño, afincado en Sevilla, Fernando de Cea: Visibilidad Cero, novela con la que se alzó con la XXI edición del Premio Literario Nostromo. La aventura marítima

Sinopsis: 

En abril de 1993 la goleta Pitcairn se hunde en aguas de Ibiza con toda su dotación a bordo.
Entre los tripulantes fallecidos se encuentra Álvaro Durán, un biólogo marino que deja esposa y dos hijos. Han pasado más de veinte años y Marcos, el mayor de los huérfanos, se enfrenta ahora a una nueva tragedia: la muerte de su madre. Enferma terminal, las últimas palabras de la viuda antes de morir son desconcertantes: «Tu padre sigue vivo». A partir de tan sorprendente revelación, Marcos inicia un peligroso viaje existencial que cambiará su vida para siempre. Buscar a la Pitcairn será su meta; descubrir dónde se encuentra su padre le llevará a cruzar el Mediterráneo en un velero donde nada ni nadie es lo que parece.

Es una excelente novela de aventura y suspense que se desarrolla entre la costa del norte de África y el mar de Alborán. A bordo de dos buques: la goleta “Pitcairn” y el velero “Tres forcas”, con personajes muy bien definidos y todos componiendo una novela marítima de primer nivel. En palabras del autor: homenajeando a los clásicos; Melville, Conrad, Stevenson, etc. La novela transcurre en dos escenarios diferentes en el tiempo que progresivamente van confluyendo hacia el desenlace. Gran novela que mantendrá en todo momento el interés y la pulsión literaria en el lector.

Datos técnicos: 

Título: Visibilidad Cero
Autor: Fernando de Cea
Editorial: Juventud
1ª edición: 1 de marzo de 2018
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-261-4502-4
Nº páginas: 320

Biografía: 

Fernando de Cea (Madrid, 1958) es capitán de fragata de la Armada, especialista en Armas Submarinas y diplomado en Estado Mayor. También es licenciado en Economía, con especialidad en Análisis Económico, y crítico de Cine.

Como marino ha mandado los buques “Anaga” y “Guadalquivir”, entre otros destinos. Como crítico de cine ha publicado artículos profesionales en revistas especializadas y numerosas reseñas y críticas de cine en prensa escrita, revistas culturales y medios digitales. Escribe con asiduidad en su blog de cine “El blog de Ethan”.
De Fernando de Cea -conocido en las redes sociales como Ethan Edwards-, leí sus novelas Puentes y sombras (enlace reseña), Cenizas para un blues (enlace reseña) y El suave roce de tu pelo (enlace reseña). Las tres se encuadran en el género de novela negra, y el rasgo común que las une es el cine, que de una forma u otra está muy presente en sus novelas. Es un autor que recomiendo sin duda alguna, porque el lector tiene el entretenimiento asegurado, y disfruta de un estilo narrativo cuidado y fluido. 
Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de la editorial. Fotografía del autor, de la web de Fernando de Cea.